3. Conocimiento cultural sobre Japón

A veces, muchos españoles que trabajan en una empresa japonesa afincada en España desean que los japoneses expatriados sepan la cultura española (occidental) y se lo piden con el argumento de que los japoneses expatriados están en España y ellos son españoles, no son japoneses. Pero es un error inútil e ineficaz.

Como vimos anteriormente, existen las diferencias de “raíz” (educación y vida) entre los españoles y los japoneses. A un japonés le costará mucho comprender la cultura española (occidental) “de verdad”. Actualmente, muchos japoneses expatriados vienen a España después de haber vivido en otros países fuera de Japón. Por lo tanto, aparentemente, nace una creencia de que ellos tienen la facilidad de aprender y comprender la cultura española (occidental). En la realidad, no es así. En muchas ocasiones, a pesar de que los japoneses expatriados hayan estado en varios países occidentales anteriormente, no saben mucho de la cultura occidental en profundidad.

La razón es que los japoneses expatriados viven para y en su empresa, aunque recientemente esta tendencia está desvirtuándose un poco, pero solo un poco y por unos individuos “singulares”. Es decir, a pesar de vivir en España u otros países occidentales, ellos están siempre conectados con el entorno japonés, y por las diferencias “insalvables” que existen entre la cultura española (occidental) y la japonesa, les dificultan conocer y comprender “de verdad” la cultura española (occidental) durante su estancia en España.

Además, ellos se marchan de España después de 3 o 5 años. Esto significa que, aunque consigamos que un japonés expatriado haya llegado profundamente a conocer la cultura española (occidental), por fin, con muchos esfuerzos, se marchan pronto y viene otro que no sabe nada o muy poco. ¿Debemos de nuevo solicitarle al nuevo el esfuerzo de conocer la cultura española (occidental)? ¿Debemos esforzarnos de nuevo para enseñársela?

Entonces, ¿qué debemos hacer?

Sacrificio” (Comprensión):

La clave es, no solicitar o enseñarle la cultura española (occidental), sino, con “SACRIFICIO”, los españoles deben aprender qué son los japoneses, cómo piensan y cómo valoran las cosas, como hemos hablado hasta ahora. Si los españoles lo aprenden, aunque un japonés se marche y viene otro, no pasará nada, puesto que los españoles estarán preparados para recibir al nuevo. Un sacrificio es suficiente, y aunque llevaría mucho tiempo para lograrlo, no pasaría nada. Lo que ha aprendido no se pierde por el cambio de los japoneses expatriados. Lo que ha aprendido va a convertirse en “tesoros” para trabajar en la empresa.

Además, en cuanto a este sacrificio, no quiere decir que Ud. deba aprender la cultura “japonesa” profundamente, sino quiere decir que Ud. debería aprender bien la cultura empresarial de la empresa en la que trabaja.

En las empresas japonesas, los empleados están formados por la propia empresa y con su cultura empresarial propia. Porque en Japón, una empresa no suele ser un simple grupo de “profesionales” con sus subordinados, sino como un colegiado de “artesanos” con sus aprendices (discípulos). Por consiguiente, la empresa crea su propia escuela para sus empleados y los empleados se comportan de la misma manera. Por eso, si Ud. aprende una vez la cultura empresarial de la empresa en la que trabaja, ya no necesita preocuparse de la “ida y venida” de los japoneses expatriados, porque todos están formados de la misma manera, aunque cada persona tiene su carácter y personalidad.

Por supuesto, si Ud. además llega a conocer las diferencias culturales entre España y Japón como explico a continuación, su preparación ya sería “formidable”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.