Contenido de “ESDEN Talks”, 25 de febrero de 2021 (Entrevista): Parte 1

 

En el jueves 25 de febrero de 2021, colaboré con la escuela de negocios “ESDEN” e hice una entrevista. Aquí, adjunto el URL del vídeo de YouTube y su contenido.

URL:https://www.youtube.com/watch?v=I2xeb08CeVs&t=22s 

Parte 1:

(1ª Pregunta)

Buenas tardes Dezaki-san, muchas gracias por acompañarnos. Querría comenzar la entrevista dándole la enhorabuena por la inauguración de la nueva era Rewa y preguntándole por la situación de la pandemia en Japón y, si tiene Ud. alguna noticia sobre la celebración de los Juegos Olímpicos.

(1ª Respuesta)

Buenas tardes y gracias por invitarme hoy, Gutierrez-san.

Sí, como Ud. sabe bien, con el cambio de emperador, se cambió la “era” y actualmente este año es el año “Reiwa” 3.

Como nací en la era “Showa”, he vivido en las 3 eras, “Showa”, “Heisei” y “Reiwa”.

Oficialmente, “Reiwa” se traduce como “Armonía hermosa”.  Y tiene el significado de que “una cultura nace y crece cuando se juntan los corazones hermosos de las personas”. Personalmente, me gusta esa denominación.

En cuanto a la situación de la pandemia COVID-19 en Japón, es alarmante igual que aquí. Sin embargo, afortunadamente, no ha habido tantos fallecidos (menos de 8000) como en Europa o en los Estados Unidos, gracias a su cultura de “preocupación”. Los japoneses se preocupan mucho de lo que va a venir más que de lo que ya ha venido. Por eso, sus esfuerzos y medidas son más preventivas que curativas. Creo que nuestro proverbio, “Preparar un bastón antes de caerse”, representa muy bien esa cultura.

Respecto a la celebración de los Juegos Olímpicos, el sentimiento que hay en Japón sería; “nuestro corazón quiere, pero nuestra cabeza dice que no se pueden o no se deben celebrar”. IOC (COI) dice que no va a cancelarlo y quieren concentrarse en pensar en “cómo”, por ejemplo, sin espectadores o menos, etc. Sin embargo, no hay medidas concretas todavía. No es fácil.

 

(2ª Pregunta)

Me gustaría continuar la entrevista preguntándole por las empresas japonesas en Japón y fuera de Japón, que tan bien conoce Ud.: ¿cómo se han adaptado a la pandemia de los últimos meses?, ¿podría darnos algunos ejemplos de esta adaptación?

(2ª Respuesta)

Están tomando todas las medidas recomendadas, desde mascarillas, mamparas de separación, Teletrabajo, etc. En este sentido, no hay nada especial por ser empresas japonesas. Quizás, si existiera alguna diferencia, esa no sería “qué medidas”, sino “cuánto se cumplen”.  (o cómo eficaz es)

La ventaja de la cultura japonesa respecto a la occidental es la existencia del reconocimiento implícito de que “pensar en otros beneficia a uno mismo”. Por ejemplo, sobre la acción de ponerse una mascarilla, es verdad que nos la ponemos para “evitar” el contagio”. Sin embargo, el sentido japonés no es tanto para prevenirse del contagio, sino más bien es para no contagiar a otros. Porque, si otros no están contagiados, nunca cogeremos el virus. Así que, hacer algo por los demás beneficia a nosotros mismos. En algún sentido, es lo mismo que lo que dije hace unos minutos. Pensamos en “lo que va a venir” en vez de “lo que ya ha venido”.

Sabemos que la enfermedad se propaga principalmente al toser, estornudar o “hablar”. ¿No? Entonces, si Ud. se pone la mascarilla solo pensando en prevenirse del contagio, nunca se le ocurrirá la idea de hablar “menos”. ¿Verdad? Pero, si Ud. piensa en no contagiar a otros, estoy seguro de que Ud. procurará hablar menos. Quizás, aquí está la diferencia.

Piense, también, si argumentamos la necesidad de mascarillas en base solo a la prevención “propia”, siempre surgirán problemas personales, por ejemplo “no me gusta”, “no creo que sea eficaz”, etc., y se destacarán diferencias personales de apreciaciones. Sin embargo, si argumentamos la necesidad para no contagiar a otros, se encontrará un compromiso o un objetivo común, que unirá a diferentes personas.

Es decir, la clave está en que la sociedad japonesa o especialmente, las empresas japonesas intentan encontrar un compromiso común por encima de las diferencias personales. Y usamos la palabra “vector” para expresar ese compromiso.

Un vector es un resultado coordinado de las distintas direcciones de fuerzas. No es un único “camino”. Me gustaría que preste atención a este detalle. Las empresas japonesas no pretenden erradicar las diferencias, al contrario de lo que creen la mayoría de Uds., sino cuidan y aprovechan esas diferencias.

Perdón por desviarme de su pregunta. En fin, buscar un compromiso para todos es la clave tanto en la sociedad como en la empresa japonesa para esta pandemia también. Por este motivo, el nivel del cumplimiento de las medidas es alto en Japón comparando con los países occidentales, quizás.

 

(3ª Pregunta)

Con un sentido de lo más general a lo más particular, que si me permite le diría que es muy japonés, querría dirigir la entrevista hacia un área en la que Ud. tiene gran experiencia: las diferencias culturales y el modelo de dirección de las compañías japonesas. En este sentido, ¿considera Ud. que existe una estructura de pensamiento distinta entre japoneses y occidentales?, ¿podría poner algún ejemplo?

(3ª Respuesta)

Sí, hay diferencias. Antes mencioné un proverbio japonés, “Preparar un bastón antes de caerse”. ¿Se acuerda? Le doy otro, “Cruce el puente de piedra golpeando el suelo”. Su significado es, aunque parezca seguro, hay que asegurarse más”.  

Al oír estos proverbios, Ud. pensará ¿para qué? Por ejemplo, podría pensar, “No me he caído todavía” o “El puente de piedra es tan sólido que no va a derrumbarse”. ¿Verdad? Pero los japoneses, sí, se preocupan, aunque “no ha pasado nada todavía”.

Por cierto, también existe un dicho similar en España, “más vale prevenir que curar”. Como ya mencioné anteriormente hablando de la pandemia, en Japón la cultura de “preocupación (prevención)” está muy arraigada.

También, hay otro hecho importante que me gustaría mencionar a la hora de hablar de las diferencias entre los japoneses y los españoles. Debido al uso del idioma japonés, los japoneses tienen una alta sensibilidad sobre “diferencias”.

En el idioma japonés, por ejemplo, 

los 3 caracteres (“大”, “太” y ”犬”) , grande, gordo y perro son casi iguales, excepto la existencia de un pequeño punto y su posición.

Es decir, los japoneses están obligados a fijarse en detalles, una mínima diferencia, aunque sea muy pequeña. Por eso, es un hecho constatado que los japoneses “visualmente” captan más diferencias que Uds.

Cuando Ud. visita Japón, verá por todas partes carteles informáticos y señales con dibujos, incluso en los restaurantes. (figuras de comidas hechas con resinas.) ¿Por qué? Porque la sociedad aprovecha esa habilidad visual y así nace el concepto del management (gestión empresarial) mediante el “Control Visual” (Sistema de “Kanban” de Toyota) y el “Control del punto de cambio”.

En otras palabras, en mi opinión, la estructura del pensamiento japonés se basa en el “Risk Management (Gestión de riesgos)” con su habilidad alta de percibir diferencias, mientras que la española se basa en el “Result Management (Gestión de resultados)” con su habilidad de improvisar acciones “rápidas”. Es decir, los japoneses se preocupan mucho de los riesgos (lo que no ha ocurrido), pero los españoles, de los resultados (lo ocurrido).

Por ejemplo, todo el mundo sabe que “PDCA” es una herramienta de trabajo valiosa para el “management” (Gestión empresarial). Sin embargo, a los españoles les cuesta mucho practicarlo. ¿Por qué?

Porque, primero, no hay “R”, “Result”, Resultado en el esquema. Por consiguiente, “se aburren”. (El método no llama atención de Uds.) En su lugar, existe “C”, “Check”, Comprobar. Y esa acción tampoco les gusta porque parece absurdo, ya que lo que han hecho es lo mejor desde su punto de vista y si no ha salido bien, ya Uds. habrán tomado medidas inmediatamente. No están acostumbrados a esa acción. Uds. hacen “C y A (Action, Actuar)” juntos a la vez.

Sin embargo, siendo un poco exagerado, puedo decir que (como el estilo japonés se basa en “riesgos”) no nos importa tanto lo que hemos conseguido “ahora”, pero sí nos importa mucho lo que no hemos conseguido. Porque lo que no hemos conseguido será una amenaza o un riesgo en “el futuro”. Por eso, debemos hacer separadamente “C (Check)” Comprobar y “A (Action)” Actuar (para el futuro o comprender la situación bien).

No puedo olvidarme de hablar de “P”, “Plan”, Planificar. La parte más incomprendida y, quizás, más odiada por los españoles. Porque no ven la necesidad de planificar con tantos detalles y con tanta dedicación y empeño como hacemos nosotros.  La diferencia es que, para los españoles, el plan es un “boceto” o una “guía”, mientras, para los japoneses, es un “imagen de un cuadro finalizado” o un “texto” para comprobar los hechos sucedidos. 

Por este motivo, “P”, “Plan”, Planificar no se practica bien por los españoles. Es una pena porque aquí se esconde un tesoro. Con esta herramienta podrían mejorar mucho el “management” (la Gestión).

Es verdad que tampoco nadie se la ha enseñado bien.

(Continua en la “Parte 2”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.