Contenido de “ESDEN Talks”, 25 de febrero de 2021 (Entrevista): Parte 2

 

(Entrevista del día 25 de febrero de 2021 en el “ESDEN talks”)

URL:https://www.youtube.com/watch?v=I2xeb08CeVs&t=22s 

Parte 2:

(4ª Pregunta)

Como consecuencia de lo anterior, ¿qué características de la cultura, de la tradición y de la historia japonesa deberíamos conocer en Occidente para vencer esa diferencia cultural?

(4ª Respuesta)

Ahora, hablando de la diferencia cultural, primero, me gustaría apuntar que esa diferencia no se basa en el “nacimiento”, sino en la “educación” (circunstancias). Por consiguiente, la diferencia cultural no es invencible o insuperable. Estoy convencido de que el estilo japonés del management (Gestión) es practicable en España, sin duda.

Teniendo en cuenta este punto, quisiera decir que las dos culturas son, de algún modo, cara y cruz de una moneda. Es decir, aparentemente, dos puntos opuestos, pero en la misma base (moneda). Por ejemplo, ¿saben que los dientes de una sierra española están formados para que la sierra corte maderas con la acción de empujar? Pero ¿la sierra japonesa corta la madera con la acción de tirar?

Por ejemplo, en español, digo: “Quiero comer algo dulce”. En japonés, digo: “Amai mono ga tabe tai = Dulce algo comer quiero”. La frase es totalmente inversa. ¿Verdad?

Esa es la gran diferencia entre Japón y Occidente. Debe Ud. conocer esta diferencia, sin duda a la hora de trabajar con los japoneses. Es decir, un japonés no piensa como Ud., sino de la manera inversa. Debe entender que lo que Ud. piensa primero para nosotros vendrá en el último lugar.

Además, debe comprender que un japonés estructura su conversación con la ecuación -1+1+1= (igual a) 1. Quiero decir que un japonés no demuestra su conclusión primero y siempre la primera palabra es algo negativo o dubitativo (-1) por su cultura de “precaución”. Mientras un español estructura la ecuación 1 (es) =+1+1-1, empezando con la conclusión.

Por consiguiente, cuando Ud. hable con un japonés, por favor, tenga paciencia. No se precipite a juzgarle por lo que empezó a decir.

 

(5ª Pregunta)

En relación con su experiencia como directivo de empresa japonesa en España: ¿se dirigen de modo diferente las compañías japonesas?, ¿qué características tiene esa dirección?

(5ªRespuesta)

Sí, es cierto que hay diferencias en el modo de dirigir.

Por ejemplo, aquí el departamento se llama “Recursos Humanos”, pero en Japón, se llama “Asuntos Humanos”. Porque no llamamos a los empleados “recursos”. Esta idea es la base de la cultura empresarial japonesa. El fundador de “Panasonic”, el Sr. Konosuke Matsushita, llamado “Dios de la gestión empresarial” en Japón, dijo “Una empresa es del personal”. La cultura de cuidar al personal de la empresa es lo más importante (en Japón).

Sin embargo, esta palabra no significa “depender del personal”, sino “hacer a todos participar o responsabilizarse del destino de la empresa”.

Si empiezo a hablar de este tema, sería muy largo. Por eso, solo le digo que la clave es el management (la gestión) de “personas”, no de “recursos”. 

También, tengo que confesar que las empresas japonesas que están ubicadas en España o Europa no están practicando esta idea satisfactoriamente, puesto que las filiales japonesas en Europa son demasiado pequeñas y no hay intervención directa del personal de “Asunto Humanos” de la casa matriz. En casi todas las empresas son los españoles los que gestionan (de manera española) el departamento de “Recursos Humanos”.

Para que una empresa sea de su personal, hay que establecer una “cultura”. Veo la falta de la implantación de la cultura empresarial en las filiales de las empresas japonesas en Europa. Deberían cuidar más su cultura empresarial, porque ha sido el locomotor de la expansión y la diferencia que marcó con otros. Es una pena.

 

 

(6ª Pregunta)

Por último, seguramente muchas personas que nos escuchan se sientan atraídos por la cultura japonesa y les gustaría poder trabajar en una compañía nipona. ¿Qué consejo les daría sobre los conocimientos, habilidades y actitudes necesarios para la contratación y el éxito posterior en su carrera en la empresa?

(6ª Respuesta)

En mi opinión, hay tres actitudes y tres acciones que ayudarán a la persona que quiere trabajar en las empresas japonesas o hacer negocios con ellas.

Primero, las tres actitudes son; “Paciencia” (Escuchar hasta final), “Humildad” (Capacidad de aprender) y “Sacrificio” (Esfuerzo de comprender).

Primero, hay que dejar a los japoneses tiempo para que estructuren sus pensamientos y lleguen a sus conclusiones en las conversaciones, como mencioné anteriormente. Segundo, Ud. no necesita demostrar o insiste en cuánto vale Ud. En su lugar, demuestre la actitud de querer aprender de ellos. La clave no está en lo que Ud. pueda demostrar, sino en lo que ven en Ud. Es decir, no compita con ellos, sino apóyese en ellos. Y, por último, intente comprender a los japoneses en lugar de esperar que ellos le comprendan a Ud. Si quiere una relación larga con los japoneses, la clave es tratar de acercarse a ellos. 

En cuanto a las tres acciones, son “Hou-Ren-Sou”, Informar, Comunicar y Consultar.

Estoy convencido de que estas tres acciones son una regla de oro para mejorar el flujo de la información en todos los niveles de la organización de una empresa y determina su futuro.

Mientras Ud. trabaja con personas, debe formar un equipo de personas, no de recursos. En consecuencia, enfrentará diferencias personales en el equipo. Pero, por favor, no las tema y no las “mate”. Porque la riqueza y el éxito nacen de esa diversidad. Nunca nacerá una nueva idea de una homogeneidad. Lo que necesita es “administrar o manejarlas diferencias.

Me gustaría decir que las acciones de “Hou-Ren-Sou”, Informar, Comunicar y Consultar es la herramienta para controlar y aprovechar esa diversidad. Debe practicarlo en todos los niveles de la organización. En otras palabras, si quiere “trabajar en equipo”, todos deben practicar estas tres acciones de “Informar, Comunicar y Consultar” de manera adecuada.

Ahora no tenemos tiempo para hablar detalladamente sobre esta herramienta. Pero les digo que es la esencia del estilo japonés.

Hay una confusión o un malentendido. Se cree que la sociedad o las empresas japonesas gozan de la homogeneidad. Pero, en mi opinión, no es verdad. Tenemos otro proverbio que dice; “10 personas 10 colores”. Reconocemos y aceptamos esos 10 colores y diferencias, pero compartimos un compromiso común con todos, es decir, un vector, como mencioné anteriormente. Es la clave de la gestión empresarial del estilo japonés.

Un buen dirigente japonés es aquella persona que tiene la capacidad de ofrecer una visión que hace formar un vector común para su gente. (No solo tener experiencias y conocimientos.) Por consiguiente, triunfará la persona con visión en las empresas japonesas. En fin, conocimientos y experiencias no requieren creatividad, pero formar visiones, sí. Se necesita.

En mi opinión, el secreto de las empresas japonesas exitosas es tener una cultura empresarial propia con visión (que hacer formar un vector común para su gente).

 

Gracias por darme esta oportunidad hoy. Espero que todo haya salido bien.

 

(Fin de la entrevista)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.