Estilo de “Management (Gestión) – Responsabilidad

Responsabilidad:

¿Qué responsabilidad asume?

Lo que se entiende por “responsabilidad” también difiere mucho entre las empresas japonesas y en las españolas (occidentales).

En las empresas españolas (occidentales), siempre existen 2 responsabilidades separadas. Una es la responsabilidad sobre la instrucción (orden) que el jefe da a su personal y la otra es la responsabilidad sobre la ejecución de citada instrucción (orden). El jefe asume la responsabilidad del fallo de su instrucción (orden), pero no asume la del fallo de la ejecución producida por cambios de los condicionantes o por los ejecutores de su instrucción. Porque el jefe piensa que no hubiese producido el fallo, si se hubiera efectuado perfectamente su instrucción (orden). El hecho de no prever “suficientemente” los cambios de los condicionantes o de no valorar la deficiencia de los ejecutores de su instrucción no es su responsabilidad. Entiende que su responsabilidad es tomar la decisión correcta y dar la instrucción correspondiente porque eso es lo que hace. El fallo de la ejecución de su instrucción no es lo que él hizo, sino lo que otros hicieron. El resultado no es la causa para asumir la responsabilidad “directa”.

Sin embargo, en las empresas japonesas, existe una responsabilidad única y compartida. El jefe asume la responsabilidad “directa” sobre el resultado no conseguido, aunque su decisión fuera correcta y el fallo fuera producido por cambios de los condicionantes o por la mala ejecución de su instrucción. Se responsabiliza del hecho de no prever “suficientemente” los cambios de los condicionantes o de no valorar la deficiencia de los ejecutores de su instrucción porque su responsabilidad es global.

En otras palabras, en las empresas españolas (occidentales), la responsabilidad es de “dirigente”. En las empresas japonesas, la responsabilidad es de “gestor (management)”

Si Ud. trabaja en una empresa japonés, quizás, Ud. tenga experiencia de no entender por qué los expatriados japoneses preguntan tanto y hasta tantos detalles después de haber dado sus órdenes a Uds. Le parece “innecesario” e incluso, le fastidia porque Ud. tiene la confianza en llevar a cabo sus órdenes sin problema. Por consiguiente, le molestan bastante esas preguntas, además, si se las hacen antes de que se produzca algún fallo o desviación. No entiende la insistencia de las preguntas de los expatriados japoneses. Quiere que le deje trabajar. ¿No? Detrás de esas preguntas, se esconde el entendimiento japonés de la “responsabilidad”. El jefe japonés asume la responsabilidad global, es decir, la responsabilidad del resultado del asunto para lo que dio sus órdenes. En otras palabras, asume las dos responsabilidades divididas en el estilo español (occidental). Son la responsabilidad de dar órdenes y la de ejecución. Por eso, se preocupa de cómo va a ser tratado el asunto. Quiere saber más detalles para juzgar el grado del riesgo de posibles cambios de los condicionantes que podrían producirse, o la posibilidad y la probabilidad de ser mal efectuadas sus órdenes. Es cierto que no le deja “tranquilo”. Por eso, Ud. podría pensar que su jefe no sabe nada o no tiene la confianza en Ud. Pero esto no es cierto, ni uno, ni otro. Aunque sabe mucho, le pregunta. Aunque tenga la confianza en Ud., le pregunta. Porque cree que es su obligación saber más y seguir la ejecución de sus órdenes. Recibir el resultado no le basta.

Si Ud. trabaja en una empresa japonesa y sufre de esta actitud de los expatriados japoneses, lo que debe aprender a hacer es practicar “Hou-Ren-Sou (報-連-相)”. Es una práctica “deseada” en todas las empresas japonesas. La palabra ““Hou-Ren-Sou (報-連-相)” está compuesta por las primeras letras de los “kanjis” japoneses que representan 3 acciones. La primera es “Hou-koku (報告)” y la acción de “informar”. La segunda es “Ren-raku (連絡)” y la acción de “comunicar”. La tercera es “Sou-dan (相談)” y la acción de “consultar”. Estas 3 acciones cubren todas las situaciones posibles que Ud. y su jefe encuentran en el trabajo. Si Ud. practicara estas 3 acciones en su trabajo diario, su jefe no le molestaría nunca y Ud. sentiría libre y confiado por su jefe. Como hemos venido observando qué es la empresa japonesa, Ud. ya se da cuenta de la importancia de la comunicación en un sentido más amplio.

También, en las empresas japonesas, se aprecia mucho una acción llamada “Hansei (反省)”. Esta palabra suele ser traducida como “reflexión”. Peo no es correcto y es muy difícil de buscar una palabra equivalente a esta palabra “Hansei (反省)” en español o en otros idiomas occidentales. Un “Hansei (反省)” es una acción que Ud. examina lo que Ud. ha dicho o hecho para conocer fallos posibles o desviaciones producidas del resultado esperado con el fin de mejorar la capacidad de actuar en la próxima vez. Esta acción enfoca en la acción o la no acción de Ud. No se puede usar otros para “justificar” los fallos o las desviaciones. Por eso, es una acción muy arraigada en la cultura japonesa.

Para finalizar, me gustaría ofrecer unas palabras de un poeta japonés. Dice que la base esencial del “Judo (柔道)” es saber ser tirado y no hacerse daño (Ukemi 受身). El ser tirado y no hacerse daño (Ukemi 受身) es una práctica de caerse. Es la práctica de perder y ser humillado en público. Esta apreciación sobre el “Judo” dice todo sobre Japón. Ahora se practica el Judo en todo el mundo, incluso en España. ¿Por qué no se puede practicar el estilo japonés de la “gestión empresarial (management)” en España (o Europa)? Por supuesto, debería adecuar la “manera” a la española, pero debería aprovechar la idea buena del estilo japonés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.