Gestión empresarial por “Vector” (Management by “Vector”): 3. Qué es la gestión empresarial por “Vector”

3. Qué es la gestión empresarial por “Vector”

Aunque todo el mundo sabe, qué es un “vector”. Quisiera citar la definición ofrecida por la Real Academia Española (RAE). Se define un “vector” como un “Agente que transporta algo de un lugar a otro”, o en termino físico, como “Toda magnitud en la que, además de la cuantía, hay que considerar el punto de aplicación, la dirección y el sentido. Las fuerzas son vectores.” Por consiguiente, en termino empresarial, se puede interpretar que es una fuerza que transporta una empresa de una posición a otra. 

Aparte de la definición arriba mencionada, un “vector” es también un resultado coordinado de las distintas direcciones de fuerzas. Es decir, un “vector” es una fuerza aparecida en virtud de la relación de todas las fuerzas implicadas.

Por consiguiente, teniendo en cuenta las definiciones arriba mencionadas, se puede resumir que la gestión empresarial por “Vector” es una forma de llevar a cabo operaciones que se realizan para dirigir y administrar un negocio o una empresa consiguiendo una fuerza generada por el factor vectorial de todas las fuerzas implicadas en una organización o una empresa. En resumen, la propuesta de esta manera empresarial es dejar de “elegir” uno u otro y siempre “buscar” uno nuevo. De esta manera, evitamos que la idea no elegida muera sin ser aprovechada y no dejemos que una parte (el vencido) se libre de la responsabilidad por no ser elegido. La nueva fuerza encontrada será de todos y todos adquirirán un compromiso asumiendo una parte de la responsabilidad del asunto. Así conseguimos que todos participen y se responsabilicen del destino de la empresa. Esto es justamente lo que dije en la entrevista como la base de la cultura empresarial japonesa.

También comenté que, al contrario de lo que creen la mayoría de Uds., las empresas japonesas no pretenden erradicar las diferencias, sino que cuidan y aprovechan esas diferencias. A través de la gestión empresarial por “Vector”, logramos ese propósito también en Japón.

 

 

Para practicar esta propuesta en España, lo más importante es cambiar la mentalidad de los gerentes (los directores). No deben colocarse en una posición “cómoda” de “elegir” y “dejar” todo al elegido. Hay que liderar. Por consiguiente, deben promover reuniones al estilo japonés explicado en la 2ª diapositiva. Deben resaltar los puntos buenos de la idea minoritaria (no elegida) e instruir que los incorporen en la idea mayoritaria. De esta manera, conseguimos que salga una nueva propuesta (o idea) conjunta y comprometida por todos.  

Por favor, no malentiendan mis palabras. No estoy diciendo que el estilo español es “malo” o que no tiene “valor”. No estoy juzgando nada. Solo intento describir el aspecto más destacado de la diferencia entre el estilo español y el japonés desde mi punto de vista. Y también, me esfuerzo en darles a Uds. una explicación para que el estilo japonés tenga un sentido para Uds. Me gustaría recordarles a Uds. de nuevo ahora lo que dije en la entrevista. Comenté que las dos culturas (española y japonesa) son, de algún modo, cara y cruz de una moneda. Es decir, aparentemente, dos puntos opuestos, pero en la misma base (moneda). Porque creo firmemente que el estilo japonés (la gestión por “vector”) es una forma que nos permite aprovechar la “diversidad” que hay en España. Les aseguro que la hay más de lo que Uds. reconocen. Por eso, me gustaría que la aprovechen más. Como les dije en la entrevista, la diferencia no se basa en el “nacimiento”, sino en la “educación” (circunstancias). Por consiguiente, la diferencia cultural no es invencible o insuperable. Estoy convencido de que el estilo japonés del management (Gestión) es practicable en España, sin duda. Por este motivo, he estado escribiendo este artículo.

Hay muchos métodos que pueden ayudar a la implantación de esta propuesta. Sin embargo, los métodos son herramientas. Las herramientas necesitan maestros que las manejen bien para crear maravillas. Sin los maestros, las herramientas por sí solas no las crean. Por eso, intento formar a los maestros, ofreciéndoles a Uds. unas explicaciones que podrían dar un significado a lo que Uds. ven en las empresas japonesas desde mi punto de vista. Ojalá que les sirva. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.