“PDCA”

En las compañías filiales de las empresas japonesas que se han expandido por el mundo, se habla mucho de “PDCA” (“Plan-Do-Check-Action“) como una forma de trabajar eficazmente. Ciertamente, se puede decir que la “PDCA” es una herramienta de gestión muy efectiva para mejorar las actividades diarias. Sin embargo, recientemente tengo una gran pregunta sobre “cómo enseñar” la herramienta PDCA a los españoles. La pregunta que me hago es si necesitamos comenzar con el “P (Plan)” para enseñarles la PDCA (¿?). Esa pregunta ha surgido en mi mente, observando cómo los expatriados japoneses procuran enseñársela a los españoles, e incluso vi que la empresa española subcontratada para la formación también enseñaba a los participantes españoles de la misma manera, es decir, desde el “P”.

Entonces, he llegado a pensar que la herramienta PDCA es un “ciclo” y es como una “rueda”. Una rueda (ciclo) significa que no se necesita tozudamente definir el “P” como el “inicio”, ni el “A” como el “fin” categóricamente. Por lo menos, empecé a pensar que, para los españoles, sería mejor comenzar con el “D (Hacer)” y continuar con el “C (Comprobar)” y el “A (Actuar)”, y después, entrar en el “P (Planificar)”. Así girando el ciclo desde el “C” y llegando al “P”, se podría aprender mejor cómo planificar (P), en vez de atascarse en el “P” desde el primer momento y no poder avanzar el ciclo. Porque el “P (Planificar)” se hace teniendo en cuenta el “A (Actuar)” y porque, al hacerlo de esta manera, puede hacer a los españoles comprender su debilidad, es decir, la “falta de planificación”, mientras aprovecha el poder de “acción” ágil (el “D”) que es la fortaleza de los españoles (a veces improvisan demasiado). A veces, el problema de la falta de planificación de los españoles viene de no saber qué y cómo planificar. Disponiendo los puntos del “A”, se puede enseñárselo de manera gráfica y evidente. En resumen, pienso que se puede comprender el “P”, bien y sin esfuerzo, por pasar el “C” y el “A” después del “D”. Creo que este flujo puede hacer que los españoles aprendan mejor la herramienta de trabajo “PDCA”. Hay varias razones para creer en esto, pero la razón principal es porque hay diferencias de la estructura de pensamiento (*1) entre japoneses y españoles, y así los españoles normalmente trabajan. Miren cómo los españoles hablan. Sí, Uds. se dan en la cuenta de que la primera palabra que se pronuncia es, permitiendo eliminar la palabra referente a un sujeto en regla general, un “verbo”, lo cual es el “D (Hacer)”. Por consiguiente, en lugar de ser enseñado la PDCA en el orden al estilo japonés (desde el P), pienso que sería más fácil para los españoles entender y aprender la esencia de la herramienta PDCA en el orden de DCAP. De esta manera, aprenderán el verdadero significado de la herramienta PDCA y sabrán apreciar lo bueno de la misma. Sin duda, la usarán como una herramienta de gestión (management) para sus trabajos diarios

Es cierto que la PDCA es un método de analizar y controlar las desviaciones por la comparación entre lo planificado y lo ocurrido. Aparentemente, sin el “P” no se puede empezar, pero, en la vida real, solemos trabajar diariamente sin el P en mente. Por eso, teniendo un resultado del “D” sin el “P”, seguido por las acciones del “C” y “D”, comprenderán la necesidad del “P” si quieren mejorar más. Porque el tener el “P” hace que tus tareas sean llevadas con más eficiencia y con más aciertos. Pueden disfrutar de lo que hacen. De esta manera, pronto se podrán hacer el “P” que no les importaba hacer en principio.

(*1) Como está explicado en otro informe, la estructura mental de pensamiento de los japoneses es “-1+1+1=1”, mientras la de los españoles es “1=+1+1-1”. Es muy diferente.

Sin embargo, los japoneses tienden a aferrarse solo a terminar un ciclo de la PDCA tercamente comenzando con el “P”. Los japoneses se esfuerzan por enseñar a los españoles el “P”, sin reconocer el hecho de que el “P (Planificar)” no es el punto fuerte de los españoles o a pesar de reconocer este hecho. Obviamente, la acción de enseñar es un esfuerzo “admirable”, pero los japoneses no se dan cuenta de que su manera no es eficaz. Permíteme sacar un ejemplo. Si su hijo no quiere comer vegetales, ¿qué hace Ud.? En el pasado, lo que solíamos hacer era no dejar comer otras cosas hasta que comiera los vegetales. ¿Verdad? En tal caso, si no come los vegetales, no va a comer nada. Ciertamente, el hacer al hijo comer los vegetales, aunque no le gusten, es importante porque los vegetales son buenos para la salud. Sin embargo, si le fuerza a comer lo que no le gusta, no va a convertirse en una “costumbre” jamás. Aunque consiguen hacer al hijo comer los vegetales en ese momento, el hijo no va a querer comer los vegetales que no le gustan sin que nadie le fuerce a comer. Quizás, lo que “no le gustaba” podría convertirse en “un odio” a los vegetales. La manera como los japoneses enseñan la herramienta PDCA es lamentablemente como este ejemplo, es decir, la manera antigua de “forzar al hijo comer los vegetales que no le gustan, prohibiendo comer otras cosas hasta que los comiera”. Están intentando enseñar a los españoles la PDCA sin avanzar ni al “D”, ni al “C”, incluso ni al “A”, hasta que puedan superar su punto “débil”, el “P”. Por eso, es lógico que no se gire o intentan girar el ciclo de la herramienta PDCA si no estén los japoneses. Porque el valor del “P” puede ser apreciado mucho más cuando se dé el paso del “D” sin el “P” y se avance a los pasos del “C” y del “A” sobre el “D”. Por consiguiente, de la manera actual, no se arraiga bien la herramienta PDCA. Esto está ocurriendo en los puestos de trabajo en la realidad.

Si realmente quiere enseñar el pensamiento y la esencia de la herramienta de PDCA, deberíamos abandonar el prejuicio de los japoneses de que tienen que empezar con el “P”. Es un método más eficiente y eficaz que se enseñe la PDCA de acuerdo con el orden de la estructura mental de pensamiento de los españoles. Esto es mi conclusión actual.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.